Itapúa, Paraguay

El departamento de Itapúa se ubica al sur-este del país a lo largo de la margen derecha del río Paraná, las tierras de la zona norte del departamento son mayormente tierras altas con cauces de ríos o grandes arroyos. Hacia el centro del departamento las tierras son fértiles y aptas para la agricultura, mientras que en la zona sur las tierras permiten actividades relacionadas con el cuidado y la alimentación del ganado en pastizales.

Nuestra capital Encarnación modificada en su fisonomía por las grandes obras resultantes de los planes de terminación de la represa de Yacyretá. Las mismas incluyeron grandes proyectos viales denominada Costaneras a lo largo de grandes extensiones a la vera del río Paraná, la creación de nuevos y populosos barrios permitió que se expanda área urbana. La conectividad aérea se ve beneficiada con la construcción del aeropuerto sumado a otros atractivos que nos proyectan como una ciudad cosmopolita sin dejar atrás la historia y las raíces de misión jesuita y la presencia de colectividades extranjeras que han apostado al crecimiento de nuestra región.

En nuestro departamento se asientan tres de las mayores reducciones jesuíticas que existieron en nuestro país: Santísima Trinidad del Paraná, Jesús de Tavarangue y San Cosme y San Damián. Santísima Trinidad ofrece el recorrido cultural “Luces y Sonido”; Jesús de Tavarangue, su imponente estructura inconclusa; y San Cosme y San Damián; el agregado de su Centro de Interpretación Astronómica “Buenaventura Suárez”. Las misiones de Trinidad y Jesús fueron declaradas Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO en 1993.

Somos el departamento con una historia y cultura fascinante, donde reside una población también conocida como “El crisol de razas” por la cordialidad y diversidad de sus habitantes. También es conocida como  “El granero del país” por el gran volumen y amplia gama de producción agrícola. Itapúa cuenta con 30 distritos en su mayoría con población integrada por colectividades alemanas, ucranianas, japonesas, belgas, holandesas, brasileñas, eslavas, polacas que se han fusionado totalmente con nuestra gente, sin dejar atrás sus culturas y tradiciones, lo que lo hace aún más atractiva.

Itapúa ofrece al visitante todo tipo de actividades y experiencias únicas y fascinantes.